“Trans… acá”

victor3

Cuando era chica deseaba intensamente ser grande, todos los días me levantaba deseando que el tiempo pasara rápidamente, deseaba con toda la fuerza de mi corazón tener 15 años.

Era un sueño diario y casi enfermizo, pues mi mundo en ese momento era de los adolescentes, nadie me tomaba en serio con menos de 11 años.

Las fiestas, las diversiones, el enamoramiento, sobre todo eso : el enamoramiento era de los adolescentes.

Veía a las chicas de 15 lucir como princesas o diabólicamente sensuales.

Yo quería ser como ellas.

Llegué a los 15 y los cambios, las dudas, la timidez, la inseguridad, los deseos habían cambiado.

Eran peores.

Las fiestas no eran tan felices como yo creía.

Al volver a casa habían quedado en el camino insatisfacciones, palabras que no había dicho en su momento, preguntas sobre la vida, amores imposibles.

Había demasiada responsabilidad, mucho sufrimiento, deseos sexuales que no me animaba a materializar, mientras los varones hacían lo que querían.

Mis amigas se casaban luego de 3 meses de noviazgo, creía que el casamiento era la solución a todo lo complicado de esa época.

Luego vino el casamiento y la familia.

Era difícil para una chica tan joven ser madre.

En esa época hubiese querido ser hombre. El mundo era de ellos. Nadie le daba trabajo a una joven madre, divorciada y con hijo.

Pedían mucha experiencia y era imposible para mis cortos años.

Entonces deseaba tener 25, creía que esa era la edad ideal de la mujer, que me iban a respetar , que podría tener una carrera y estudios que habilitaran las posibilidades de independencia.

Me hubiera gustado ser hombre para que me tomaran en serio y respetaran porque la sociedad es aún de hombres, ellos deciden quien trabajaba y quien no.

Pero quería y quiero seguir con cuerpo y mente de mujer porque amo ser mujer.

Ahora el tiempo ha pasado y quiero tener nuevamente 20 años, porque en un lugar de mi cuerpo y de mi mente está esa chica con las dudas , equivocaciones diarias y rebeldía.

Ahora tengo la autonomía que soñaba, el respeto que quería, pero el mercado indica que la edad es límite en varias cosas, aunque la mente y el físico muestren otro aspecto.

Así que toda mi vida quise ser otra persona, a pesar de que siempre me sentí orgullosa de quien fuí, de quien soy y de quien quiero ser.

Hoy recibí la sorpresa de una ex alumna que me contactó por fb, ella es trans, así se define y la definen, yo le enseñé a caminar como modelo y recordé cuanto sufrimiento ella había pasado por querer ser otra persona a la que es.

Busqué que dice la definición exacta de trans en Wikipedia e internet.

prefs. que significan ‘al otro lado’, ‘a través de o más allá de .

¿Cuantas veces los hombres han querido sentir un hijo en su vientre, esa maravillosa sensación y período de la maternidad?

¿Cuantas veces una mujer ha querido como yo ser hombre aunque sea por un momento o por una determinada razón sin ser la sexual.?

Es la sociedad que nos hace pensar diferente.

Hay animales hermafroditas, eso también es trans es más allá de…

¿A dónde nos lleva la ciencia ?

¿Acaso no nos está llevando más allá de?

Experimentos que se han hecho con niños y niñas al educarlos de forma diferente con juegos y educación no tradionales acordes a su sexo han dado comportamientos diferentes al sexo natal.

¿Acaso no es eso ser trans?

Simplemente… querer ir “más allá de…”

MARIA RAQUEL BONIFACINO

derechos reservados

Anuncios

3 Respuestas a ““Trans… acá”

  1. Gracias Maestra de la vida. Senti la plenitud como persona cuando temblaba caminando derecha, derecho a mi destino de mujer. De trascender. Gracias por ese “camina derecho..vamos !”..eran aquellos tiempos donde traté de caminar entre vallas, piedras y negaciones. Y tu fuiste la primera en abrirme la ilusión trans..la de trascender. En aquel curso estaba mi vida primera en el aire. Me trasmitias la feminidiad y la delicadeza, la belleza de tu persona..de fuera y de adentro. La tibia y delicada forma de hablar..de enseñarme a ser y tener la fuerza de ir contra todo para encontrarme conmigoi misma. Fueron dias muy duros y entrar a tu clase era entrar a un paraíso de paz, belleza, nivel, educación, delicadeza, que jamás se borrará de mi corazón. Maria Raquel: somos todo y somos lo que trascendemos. Y tuve la suerte de que la vida me llevó a ti. Aquella falda, aquellas botas, aquellas blusas y aquel tapado que caía con gracia al desfilar y que luego debía esconder..hoy ven la luz de la vida…porque trascendi.
    Beso y abrazo. Virginia Basso

    Le gusta a 1 persona

    • Si la verdad. Maria Raquel trasunta en su pluma lo que es en persona para quienes tuvimos el lujo de conocerla. Amo la poesía en estos niveles y en ésta magica forma de mezclar las utopías de la poesía tradicional con ese giño a las realidades de la vida cotidiana. Un regalo al alma, sobre todo al de las mujeres.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s