TRISTEZA hoy

 

TRISTEZA

Nuevo virus

 

Hoy nos invade una enfermedad que se llama comunmente “TRISTEZA” , agresivamente contagiosa, infecta la mente cuando uno menos lo espera. Lo más extraño es que podemos enfermarnos sin contagio aunque estemos totalmente aislados. No existen prevenciones ante ella. Ah, me olvidaba: es femenina, ambigua, no discrimina, es aguda, y puede ser letal.

 

Las causas? Varias, pero las más destacadas son sociales: desilusiones, enfermedades físicas, injusticias, fracasos, miedos, mal de amores, tan variadas como somos los seres humanos, tan diferentes como los componentes del universo. Los medios de comunicación están infectados de mensajes que la provocan. Estamos dentro de una masa de millones de seres con pocas y reales oportunidades individuales, con ataques permanentes de malas noticias e inseguridades mundiales, con agresividades sin sentidos.

Cuáles son los síntomas? El miedo, el desenfreno, el desorden, la contención, dolor en el pecho que se transforma en un ser que invade nuestro cerebro nublándolo, no permitiéndole pensar claramente.

Algunos creen que el ruido tal vez por misterios de las ondas sonoras puedan romper los hilos de la tristeza, o que el movimiento colocando bloques en los caminos al corazón pudiera detenerla o buscan apoyo en productos químicos pensando que pueden curarla. Son engaños a nuestro sistema inmunológico, más dañinos que la enfermedad, más peligrosos que ese estado mental y coronario al que llamamos tristeza, tal vez por eso la palabra “TRIS” tiene estas definiciones:

  1. m.Leve sonido que hace una cosa delicada al quebrarse.
  2. m.Golpe ligero que produce un sonido leve.

en un tris

  1. adv. coloq.En peligro inminente.

Somos delicados y nos quebramos con la tristeza, también estamos en peligro inminente, pues es una enfermedad que no la vemos en la piel, se oculta en el corazón y en la mente. No tenemos la facultad de verla venir ni de detectarla a tiempo.

 

Algo más:

Primeramente debemos saber que los sentimientos se copian, hay imitación de ellos, empatía. Si vemos llorar a alguien nos dará tristeza, si escuchamos una risa, sonreiremos. Segundo: las tristezas vienen de adicciones internas a determinados comportamientos, por problemas reales o causados por las sociedades por dirigentes, medios de comunicación, por las inseguridades, por causas económicas, por fracasos personales y de otros. Por último una sociedad feliz, realmente feliz, que no necesite nada,  no le sirve a muchos.

 

Pienso en posibles curaciones

Acaso un abrazo dado más de 1 minuto, ayudar al prójimo, crear artísticamente. Contemplarnos, conocernos, pienso en tantos métodos, pero solamente pienso, pues no tengo la respuesta definitiva y valedera para todos. Es un trabajo de muchos, pero a realizarlo  individualmente para encontrar como si  buceáramos en nuestro corazón y mente, un cofre, una llave, con las soluciones a este mal de nuestra época, donde los fuertes se quiebran y los débiles se hacen “trizas”

Maria Raquel Bonifacino

Derechos reservados

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s