Sombras nada más

“Sombras nada más”

por Maria Raquel Bonifacino

 

Muchos me han dicho y he escuchado decir “El mundo es tal cual se ve”. “Lo que veo creo”, “Si no lo veo, no lo creo”

Pero hoy en día funcionamos con cosas y elementos que no vemos: Internet, ondas radiales, ondas del sonido, algunas de las cuales podemos oír, pero otras no, microondas, ondas focales, muchas de ellas son ondas electromagnéticas como los rayos X, el móvil, etc. Y esas ondas han estado allí en los tiempos, no las veíamos, no sabíamos de ellas, pero allí estaban. ¿Cuántas más habrá que no conocemos?

De “sucesos extraordinarios “está plagada nuestra historia, y no hablo de mitos, sino de acontecimientos relatados por personas escépticas e inteligentes, que no ganaban nada por narrarlas, que lo han comunicado con la esperanza de tener explicación.

Mensajes recibidos más allá de la muerte, luego de un accidente de avión en Brasil, pidiéndole a un joven que llamara a su familia, y la persona que se comunicó había fallecido hacía unos instantes.

Conozco amigos que han recibido mensajes en cuanto una persona fallece, provenientes de quien ya no está vivo. Hamacas que se mueven solas, sin vientos, risas que se escuchan en casas vacías.

Podría seguir enumerando hechos, contando historias, pero todo quedaría corto ante los millones de sucesos inexplicables que nos rodean y que no los vemos.

Tampoco podemos ver “la conciencia” y millones de personas la toman como real, la estudian, la analizan y ganan el sustento diario gracias a ella.

Acaso has dicho alguna vez o escuchado: “Si no lo veo, no lo creo”.

Lo que vemos no es tal como lo vemos, y lo que no se ve nos sustenta muchas veces.

Ni que hablar de la Física cuántica, que para muchos es historia incomprensible.

Hoy podemos ver por holograma a Elvis cantando ante nosotros.

Platón decía que vemos solamente sombras de la realidad. Sombras nada más…

No conocemos ni aun lo que podemos ver.

Muy poco sabemos de los fondos marinos, toda la tecnología mundial no ha podido encontrar al submarino Ara San Juan.

¿Cuánto nos falta por conocer?

Pero lo más importante que no se ve es “La esperanza”, la esperanza en nuestra especie, en la superación diaria, en la evolución hacia la perfección.

-¿Qué es la “perfección”?

-La perfección es cuando ya no tenemos nada que mejorar.

sombras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s